Zonas comunes

¡No pierdas ni un segundo más para explorar el hotel!

Nada más llegar al hotel se puede apreciar que el espacio es amplio para poder disfrutar de las diferentes áreas comunes de las que dispone.

Lo primero que te recibe es el aroma a las velas de la entrada que procuramos siempre nos acompañe.

Al hacer el check-in llegaremos al mostrador que está decorado con pinturas en tabla de las aves rapaces de la Sierra de Guara.

 En la recepción está emplazada la alacena con una muestra de vinos de Somontano, Miel de Asque, Mermeladas artesanas Elasun, Aceites del Somontano, de Bierge de Costean, Licores Artesanos de Colungo, Quesos de la Sierra de Guara, embutidos Artesanos…. que pueden ayudarte a preparar ese regalito que llevar a tus amigos o a tu familia cuando sales de viaje o simplemente comprar un vino que te ha gustado mucho y quieres llevarte a casa.

Al lado justo podrás entrar a la sala de lectura donde jugar una partida de cartas, leer un buen libro, consultar alguna de las lecturas sobre los espacios naturales que nos rodean o simplemente tomar un aperitivo o un café en buena compañía y disfrutando de una agradable conversación.

Una vez instalados ya, empezamos a explorar el resto de la casa. Entramos al restaurante y encontramos la chimenea del hotel, un rincón donde sentarse simplemente a observar la tranquilidad del fuego del hogar durante el invierno y echar un vistazo al menú de la cena.

Salimos hacia el jardín y nos encontramos con un espacio lleno de sosiego dejando atrás el ritmo frenético de la ciudad. La terraza chill-out del hotel.

En ella hay varios sofás para sentarse a reposar el cuerpo con un buen gin-tonic, un mojito con menta del jardín, unas cervecitas o simplemente un agua bien fresquita y admirar las puestas de sol que nos ofrece Guara desde la primavera al otoño. Por la mañana podemos apreciar el reposo del agua de la piscina, el despertar del día en el jardín con el ritmo del agua de la fuente y el trino de los pajarillos como música de fondo, banda sonora perfecta para nuestra escapada romántica.

Sin movernos demasiado de esta terraza, nos podemos sentar a desayunar con las mismas vistas al jardín, en el exterior, en la terraza trasera del hotel.

En este espacio podrás planificar tu próximo día de visita o decidir si toda tu actividad será desayunar, pasear, leer y descansar hasta la hora de la comida o la cena. Otro pasatiempo habitual es jugar al ajedrez en nuestro tablero especial para exterior, en el que puedes dejar empezada la partida hasta después de la cena y acabarla con fuerzas renovadas y un buen digestivo.

Si tu visita al hotel es por trabajo tenemos sala multiusos en la que poder discutir cuestiones de empresa con toda la privacidad del mundo. La sala cuenta con pantalla, flip chart y White board, proyector con conecxion VGA y HDMI, servicio de bebidas y cafetera de cortesía. Nos adaptamos al timing de la reunión y ayudamos a que la puedas complementar con actividades outdoor, comidas fuera del hotel o visitas a bodegas. 

 

¡No pierdas ni un segundo más para explorar el hotel!!

Galería de imágenes